La ampliación del respaldo

A muchos bebés mayores y niños les encanta la libertad de movimiento que ofrece la Manduca sin la ampliación del respaldo. Otros (y sus padres) prefieren el soporte adicional que la ampliación del respaldo ofrece, en especial cuando los pequeños están cansados. Puedes abrir y cerrar fácilmente la ampliación del respaldo, que se oculta mediante una cremallera, siempre que lo desees.

Después de todo, estamos seguros de que a tu hijo le encantará colocar sus brazos en la mochila y abrazar la espalda de mamá o papá...

Un gran equipo con el reductor de asiento

El reductor de asiento integrado permite que los bebés pequeños vayan un poco más elevados en la mochila. Pero, ¿qué ocurre entonces si el bebé 'se sale' por la parte superior del respaldo? La solución es simple: basta con abrir la ampliación del respaldo.

El respaldo central de la Manduca siempre debe llegar algo más por encima del cuello del bebé, para asegurar su correcto soporte. Por este motivo, el reductor de asiento y el respaldo ampliable forman una combinación perfecta para bebés de entre 4 y 12 semanas aproximadamente.

Ahora y después,
cuando lo necesites

Cuando utilizas la Manduca en la posición frontal, la ampliación del respaldo puede utilizarse en lugar de la capucha. Si tu bebé se duerme en la mochila, desabrocha la cremallera del respaldo y tu bebé dispondrá de un perfecto soporte mientras disfruta de la siesta. Con un poco de práctica podrás incluso cerrarlo de nuevo sin tener que sacar al bebé de la mochila. ¡Pruébalo!

¿Tienes un bebé especialmente activo que se gira continuamente, se lanza hacia los lados y trata de saltar fuera de la mochila solito? Muchos padres que reconocen esta descripción utilizan la ampliación del respaldo para sentirse más seguros cuando llevan a su hijo: el respaldo queda por encima de los hombros del bebé y evita que se estire demasiado lejos.

Más información sobre la Manduca: